“Una cerveza, por favor, que me quiero recuperar”

una cerveza

Muchos buscan la mejor bebida postejercicio, para hidratarse y recuperar electrolitos perdidos. A otros, el agua les parece poco y su organismo (debido al estado de hipoglucemia) lo llevan a buscar algo “que llene más”.

Pues bien, para aquellos que disfrutan de la cerveza: habéis acertado en vuestra elección.

Ante todo hay que dejar claro que la cerveza pertenece al grupo de bebidas alcohólicas, y que por lo tanto, su consumo debe de ser moderado. Los grados de alcohol de la cerveza están en torno a los 3,96º. Esto quiere decir que por cada litro de cerveza, aproximadamente 3,96 centilitros son de alcohol.

NUTRIENTES DE LA CERVEZA

La cerveza se encuentra entre los alimentos bajos en grasa ya que esta bebida no contiene grasa.

0,01 mg. de hierro, 0,50 g. de proteínas, 8 mg. de calcio, 0 g. de fibra, 37 mg. de potasio, 8 mg. de yodo, 0,01 mg. de zinc, 3,12 g. de carbohidratos, 9,60 mg. de magnesio, 4,40 mg. de sodio, trazas de vitamina A, 0 mg. de vitamina B1, 0,03 mg. de vitamina B2, 0,43 mg. de vitamina B3, 0,10 ug. de vitamina B5, 0,06 mg. de vitamina B6, 0,50 ug. de vitamina B7, 6,30 ug. de vitamina B9, 0,15 ug. de vitamina B12, 0 mg. de vitamina C, 0 ug. de vitamina D, 0 mg. de vitamina E, 0 ug. de vitamina K, 55 mg. de fósforo, 42,40 kcal. de calorías, 0 mg. de colesterol, 3,12 g. de azúcar y 13 mg. de purinas.

cerveza

Su lista de beneficios es muy extensa y conocerla nos sorprenderá:

  • PROTECTOR CARDIOVASCULAR: contiene vitamina B6, que nos protege contra las enfermedades cardiacas mediante la prevención de la acumulación de un compuesto llamado homocisteína. Tiene un efecto anticoagulante en la sangre y previene la formación de coágulos, que causan bloqueos en las arterias coronarias. El consumo moderado de cerveza también reduce el riesgo de inflamación, la causa de la aterosclerosis.
  • DEMENCIA Y ENFERMEDAD CORONARIA: su consumo moderado puede aumentar el nivel de colesterol “bueno” en un 10-20%, lo que reduce el riesgo de demencia y de las enfermedades coronarias.
  • PROPIEDADES CONTRA EL CÁNCER: el Xanthohumol, compuesto flavonoide que se encuentra en el lúpulo utilizado en su fabricación es muy importante en la quimioprevención del cáncer. De acuerdo con la Bio-medicina, la cerveza al igual que el vino tinto, es también una buena fuente de polifenoles, gracias a los granos utilizados para la fermentación. El aumento de la densidad ósea: Esta demostrado que el consumo moderado de cerveza aumenta la densidad ósea, previniendo el riesgo de fracturas y osteoporosis.
  • ANTIENVEJECICMIENTO: La cerveza tiene la capacidad de aumentar la potencia de la vitamina E, importante antioxidante del cuerpo, vital en el mantenimiento de una piel sana y de reducir el proceso de envejecimiento.
  • PREVENCIÓN DE LA ANEMIA: La cerveza es una buena fuente de vitamina B12 esencial para mantener un normal crecimiento, buena memoria y concentración y de ácido fólico. La deficiencia de los cuales pueden conducirnos a la anemia.
  • SISTEMA DIGESTIVO: la cerveza posee una serie de propiedades digestivas, entre las que se incluyen, la estimulación de gastrina, del ácido gástrico, de la colecistoquinina y de las enzimas pancreáticas.
  • DIABETES: el consumo moderado de cerveza está relacionado a una menor prevalencia de diabetes tipo 2.
  • HIPERTENSIÓN: los bebedores regulares de cerveza tienen niveles más bajos de presión arterial, en comparación con las personas que consumen unas cantidades similares de vino u otras bebidas espirituosas.
  • CÁLCULOS BILIARES: El consumo regular y moderado de cerveza afecta a nuestros niveles de colesterol y disminuye la concentración de bilis, lo que conlleva a un menor riesgo en el desarrollo de cálculos biliares.
  • CÁLCULOS RENALES Y OSTEOPOROSIS: La cerveza contiene un alto porcentaje de potasio y un bajo contenido en sodio. Es una rica fuente de magnesio que se traduce en un menor riesgo de cálculos renales. El silicio presente en la cerveza se absorbe fácilmente por el cuerpo convirtiéndose en protector contra la osteoporosis.

cerveza 3

Una vez comentadas sus múltiples propiedades siempre y cuando su consumo sea moderado, podemos hablar de su efecto recuperador en los músculos fatigados debido a su efecto antioxidante

En la celebración de la mesa redonda “Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo”  enmarcada en el IV Congreso Internacional de la Educación Física, el profesor de Fisiología del Ejercicio INEFC de Medicina de la Universidad de Barcelona, Joan Ramón Barbany, habla de la importancia del consumo de cerveza, con o sin alcohol, siempre de forma moderada,  después del ejercicio, ya que sus componentes con efectos antioxidantes contrarrestan a los efectos de las agujetas, donde su origen se sitúa en un proceso oxidativo de la fibra muscular.

Por lo tanto, existen evidencias de que su consumo moderado beneficia a la recuperación post ejercicio de las fibras musculares dañadas, proporciona gran cantidad de nutrientes y antioxidantes además de aportarnos sabor y frescura.

¿A quién no le apetecería, después de hacer ejercicio, tomarse una cerveza al sol?

¡Ánimo y mucha fuerza!

 

 Laura Bayo

LOGO hobys 72 - 300x300

2 comentarios sobre ““Una cerveza, por favor, que me quiero recuperar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *