ÚLTIMAS DOS SEMANAS PARA LA COPA BTT

Entramos en la recta final de la preparación. Quedan dos semanas para la gran cita de la temporada, once días exactamente para la disputa de la IV Copa BTT. Si en el último consejo hablaba nuestro nutricionista Luis Aguilar, sobre la importancia de la alimentación, dándonos consejos sobre qué comer, antes, durante y después de las etapas, ahora nos toca desarrollar qué tipo de entrenamiento vamos a llevar en estos últimos días.

Conviene recordar que el perfil al que nos dirigimos, es al que creemos que es más habitual. Ciclistas que disponen de un par de días entresemana y del fin de semana para poder entrenar. Las dos primeras semanas que planteamos fueron de toma de contacto, de habituación a seguir un plan establecido, con unas pautas concretas. Una vez que ya pasamos estas dos semanas, afrontamos las últimas seis semanas de preparación. Estas seis últimas semanas de preparación las dividimos en dos bloques o períodos claramente diferenciados:

  1. Cuatro semanas de carga o mesociclo de acumulación y transformación, que iban desde el lunes 17 de abril hasta el domingo 14 de mayo
  1. Dos semanas de recuperación, asimilación, puesta a punto o realización, según la terminología que queramos emplear que nos ayudarán a llegar en el mejor estado de forma posible, sin fatiga acumulada y con un punto de forma sensiblemente superior al que teníamos cuando empezamos la preparación propuesta, allá por el tres de abril. Estas dos semanas son las que nos ocupan ahora, desde el 15 de mayo hasta el viernes 26 de mayo, ya que el sábado 27 y el domingo 28 es la fecha marcada en el calendario para la disputa de la Copa.

Vamos por tanto a detallar día a día, cual sería nuestra propuesta para estas dos semanas, y que podáis seguir con la programación planteada:

Recta Final Copa BTT

Como se  puede apreciar en estas últimas dos semanas se produce una disminución drástica tanto del volumen como de la intensidad del entrenamiento. El principal objetivo es asimilar bien todo el entrenamiento de las cuatro semanas anteriores, produciendo el fenómeno que se conoce como supercompensación, que se basa en generar una adaptación al estímulo de entrenamiento que consigue mejorar sensiblemente, una vez que se ha eliminado la fatiga.

No nos olvidamos no obstante de seguir entrenando aunque sea con cargas regenerativas, de continuar trabajando la técnica y de seguir compitiendo, yendo a la prueba de Letur del próximo domingo, por ejemplo

Estas dos últimas semanas son por tanto de levantar el pie, y recuerda que es igual de importante forzar cuando corresponde, como aflojar cuando toca, ya que de seguir exprimiéndote estas dos semanas, correrías el riesgo de llegar sobreentrenado, acumulando fatiga, sin que te suba el pulso y haciendo que tu rendimiento se vea mermado en un 20 e incluso un 30%, por tanto, mi experiencia personal me dice que mejor pecar por defecto que por exceso, en estos casos. Así que, que no te de miedo salir de paseo estas dos semanas, recordando que tienes entrenamientos de técnica, algunas repeticiones exigentes de 3 y 5 minutos y una competición, por tanto, tranquilo, que no solo no vas a ir para atrás con estas dos semanas de “relax”, sino que tu rendimiento va a mejorar una barbaridad.

 

Medyplan

Autor: Ignacio Díaz

Licenciado en Ciencias del Deporte

Master Universitario en Alto Rendimiento

Entrenador Nacional de Ciclismo

 

Compartir esta Noticia en

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *