Posición correcta al montar tu MTB

posición correcta al montar en mountain bike

Para determinar nuestra posición óptima en la bicicleta podemos contar con un especialista que realice un estudio biomecánico que mediante unas pruebas técnicas determinará varios factores tales como la posición sentados en el sillín, la forma de pedalear y la manera de sujetar del manillar. Además, es conveniente completar el análisis con una prueba de esfuerzo que mostrará los límites a los que podemos llegar sin poner en peligro nuestra integridad física.

Cuando montamos en bici son tres los puntos de contacto entre el ciclista y la bici a saber: el manillar, el sillín y los pedales. La conjunción de estos tres elementos son los que van a conformar nuestra posición sobre la bici. Cualquier mínima variación en el ajuste de uno de ellos va a influir bastante en nuestra comodidad y en la posible aparición de lesiones.

La altura del sillin.

Lo primero que debemos de saber a la hora de ajustar la altura del sillín es que la tija dispone de un límite de seguridad mas allá del cuál no deberemos colocarlo, para no poner en peligro la estructura de del propio sillín. Para hallar la postura correcta intentaremos situarlo a la altura de la cadera sin sobrepasar dicho límite y lo apretaremos para una primera prueba. Sentados sobre el sillín apoyaremos el talón en el pedal y moveremos el pedal hacia atrás hasta alcanzar el punto bajo máximo. La pierna no debe permanecer totalmente extendida sino ligeramente flexionada. En sucesivas salidas se puede ir ajustando la altura hasta quedarnos con la posición que nos resulte más cómoda.

La posición del sillin.

De la posición del sillín depende en buena medida que nuestro pedaleo se realice correctamente. Debemos colocarlo de manera que no esté ni muy retrasado ni excesivamente adelantado. Montados en la bicicleta con las calas puestas y las bielas posicionadas horizontalmente, la rodilla debe formar un ángulo de 90º con la punta de la biela. Aunque ésta sería una buena postura digamos “genérica” para todo tipo de ocasiones, dependiendo del estilo de deporte que practiquemos quizás necesitemos retrasarlo o adelantarlo algo más de lo normal. Por ejemplo si realizamos sobre todo bajadas, nos conviene retrasar el sillín ya que así modificamos el centro de gravedad para conseguir más estabilidad.

inclinación de la potencia.

Tenemos 2 posturas típicas para conducir una bicicleta:

  • Postura confort: tendremos la potencia inclinada entre 0 y 5º
  • Postura racing: un poco más incómoda que la anterior pero más aerodinámica. Colocaremos la potencia inclinada al menos -5º.

la longitud de la potencia depende mucho de la estatura del usuario estando normalmente comprendida en unos 12- 12 cm.

La longitud de las bielas.

Las bielas son las palancas que unen el pedal con el eje pedalier. normalmente no se presta atención a este elemento de la bicicleta pero cobra especial importancia tratándose de personas que superen 1,70 metros de estatura. En estos casos existen bielas más largas que se adaptan mejor a la pedalada de dichos individuos, aunque hay mucha controversia con este tema y no existe una teoría científica demostrada como la más eficiente.

La inclinacion de las manetas de freno.

Ajustar los frenos correctamente nos evitará molestias y lesiones en las muñecas. Para ello extenderemos los brazos y los dedos con las muñecas rígidas en alineación con el codo, la muñeca y la punta de los dedos. Deberíamos poder tocar con la punta de los dedos las manetas sin que nos resulte forzoso o incómodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *