Manu Garijo: «La Ultra de Alcaraz es un reto para disfrutar, no para ganarle a nadie»

Manu Garijo

Los amantes de la BTT tienen una cita el próximo día 17 de marzo, nada más y nada menos que con la Gran Fondo MTB Sierra de Alcaraz. Un reto en un escenario de lujo: la sierra de Alcaraz. Un total de 155 kilómetros de recorrido.

Desde hace meses la Organización trabaja sin descanso en todo lo relacionado con la prueba. Para conocer un poco más lo que nos deparará esta carrera, hemos hablado con una de las personas que ha participado en los reconocimientos del terreno. Es Manu Garijo, integrante del equipo Ingeteam Rumbo, un corredor habitual en el Circuito Provincial de BTT organizado por la Diputación de Albacete.

PREGUNTA: ¿Está todo preparado para al menos repetir el éxito del año pasado?

RESPUESTA: “El año pasado la carrera tuvo una muy buena aceptación de participación y viendo que fue bueno el resultado, esta edición cambia el recorrido y nos metemos en la sierra de Alcaraz. Digamos que es un recorrido más de BTT que la edición anterior, porque la idea es iniciar a la gente en los largos recorridos, ya que la ultramaratón es un formato que está de moda”.

P: Un cambio de recorrido que pone más dureza a la carrera…

R: “Es un poco más dura porque al ser la salida en Alcaraz ya ganamos metros de altitud respecto al año pasado que fue en Albacete. De Alcaraz se va a Peñascosa y allí se subirá al Cordel de la Almenara, donde están el pico Muleto y el Coronilla, que son los puntos más altos del recorrido sobre los 1.500 metros de altitud. La dureza de la prueba está aquí, en estas dos primeras horas, con unos 35-40 kilómetros de subida constante, muy llevadera, pero constante. Todo el rato es camino amplio, pero picando hacia arriba”.

P: ¿Y qué encontrarán los corredores tras superar este inicio?

R: “Tras el paso por el Coronilla hay mucho descenso y terreno favorable hasta llegar de vuelta a Peñascosa, sobre el kilómetro 50 de la ruta. Ahí el tiempo más rápido puede rondar las dos horas y media, dependiendo de las circunstancias del terreno, si tenemos barro, viento… Y el último puede pasar por aquí con unas 4 horas o 4 horas y media. Desde Peñascosa repetimos un poco el recorrido del año pasado, en sentido contrario. Se irá a Casas de Lázaro, pasando por la Laguna del Arquillo y buscaremos la vía verde, en la que entraremos ya con unos 90 kilómetros. A partir de esta zona podemos decir que el terreno roto, con desniveles, rompepiernas, se termina. La Vía Verde es llana y aquí puede condicionar el viento, porque es un sitio más desprotegido. Si nos da el viento en contra habrá que buscar la grupeta para avanzar”.

 

Camino del río Cortes

 

P: ¿Entonces está claro que la carrera puede decidirse en la parte inicial?

R: “Sí, el inicio es la parte más exigente. Hablamos de unas seis o siete horas para hacer la ruta, media hora o cuarenta y cinco minutos más que el año pasado, porque hay más desnivel acumulado. Entonces no hay que salir los primeros kilómetros, que son en sentido ascendente, como si fuesen los 35 últimos, sino poco a poco. Es la parte más decisiva, junto con el viento que nos podamos encontrar más adelante. Las dos cosas condicionarán, el viento a partir del kilómetro 90 y el inicio hasta el kilómetro 35”.

P: ¿Crees que hay alguna zona concreta donde se pueda romper la carrera?

R: “La subida al Muleto, porque los tres últimos kilómetros son más duros con rampas del 7-8%. Venimos en ascenso constante, sobre un 4%, y esas rampas más duras se notan y es donde se ve la gente que está más fuerte, los que marcarán la diferencia”.

P: Comentas que el viento puede afectar en el último tramo. ¿Qué previsiones meteorológicas se esperan?

P: “Se espera viento, puede haber lluvia e incluso puede haber nieve, porque en años anteriores en la prueba de Alcaraz hemos tenido nieve o granizo. Las condiciones meteorológicas de la prueba pueden ser adversas, pero ante esa adversidad ya tenemos previsión, tanto de recorrido como de material obligatorio que exige la organización, porque hay que llevar un mínimo de comida, bebida, ropa, chubasquero… Un corredor tiene que ser previsor porque en las fechas en las que estamos tienes que ser autosuficiente por si hay una avería o debes quedarte a auxiliar a un compañero”.

R: ¿Qué alternativas hay preparadas?

R: “En el recorrido que se ha preparado se busca garantizar caminos de fácil acceso, tanto para bicis como para vehículos. También que sea accesible al público y a los compañeros que realizan asistencia con bidones de agua”.

 

P: A nivel personal, ¿qué te planteas para esta carrera?

R: “El año pasado la intención de nuestro equipo Ingeteam Rumbo era ganar la clasificación por equipos y así lo hicimos. Este año intentaremos ganar la clasificación de nuevo, buscaremos revalidar el título de equipo vencedor de la Ultra”.

P: ¿Un mensaje para animar a todos los corredores que van a participar o para aquellos que aún no han decidido apuntarse?

R: “Que los corredores se propongan esta carrera como un reto que hay que terminar. Este año tenemos el añadido especial de que es en la sierra, es un nuevo reto que hay que hacerlo para disfrutar, no para ganarle a nadie. Aconsejo que los participantes en las primeras horas lleven un ritmo sobrado, que se lo tomen con calma, porque si luego tienen fuerza en las tres últimas horas van a avanzar más. Hay que tomárselo con calma y hacer un planteamiento real porque como mínimo estaremos 6 horas en la bicicleta”.

 

*Fotos realizadas el pasado día 6 de febrero de 2019, en uno de los reconocimientos del recorrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *