VILLAVERDE DE GUADALIMAR, HISTORIA Y NATURALEZA EN PLENA SIERRRA
Sep28

VILLAVERDE DE GUADALIMAR, HISTORIA Y NATURALEZA EN PLENA SIERRRA

VILLAVERDE DE GUADALIMAR Situada al sureste de la península ibérica dentro de la provincia de Albacete, Villaverde de Guadalimar pertenece a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Se encuentra a 125 km. al suroeste de la capital provincial. Parte del municipio se integra en el Parque natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima. Villaverde de Guadalimar tiene una extensión de 69,08 km² y en 2016 (INE) tenía una población de 359 habitantes. Junto a las localidades de Villapalacios, Bienservida, Riópar y Cotillas, forma parte del Señorío de las Cinco Villas, subcomarca histórica dentro de la misma sierra de Alcaraz. ¿QUÉ VER? Dentro de la localidad se puede visitar el casco urbano en general, subiendo al mirador, zona de la guardia civil, y tener una panorámica de la localidad, su plaza Mayor ofrece un respiro donde poder sentarse y disfrutar del agua que emana en los caños de su fuente. También se puede caminar por lo más intrincado de sus calles, como lo son la calle Horno, Callejones, Llana, etc…, callejuelas donde poder mezclarse con los lugareños y pasear por el Paseo de Las Delicias. En verano un fresco baño en su piscina municipal, a la sombra de los pinos del Cerrillo de la Horca. EL Monasterio de San Francisco, es una de las fundaciones más antiguas de la provincia de Albacete, ligada a la casa de Paredes, ya que Villaverde de Guadalimar, junto con Villapalacios, Bienservida, Cotillas y Riopar formaban parte del Señorío de las Cinco Villas. Villaverde de Guadalimar guarda las ruinas del Convento de San Francisco, testimonio de numerosos acontecimientos de interés histórico. TURISMO RURAL Otro atractivo del municipio son sus parajes, los Picarazos son un emplo de ello, debido a su curiosa formación geológica situada al pie del Pico de la Sarga. Cerca de allí también hay un tejo centenario, uno de los pocos que aún quedan en la Sierra de Alcaraz. Otro lugar que visitar es la Senda del Pernales, bandolero muerto en el cerro de las Morricas en 1907. el Pico de la Sarga, Paraje del Cambrón y el Bellotar, el arroyo de la puerta, las tejillas y muchos más rincones por descubrir en esta zona y en todo el parque natural. GASTRONOMÍA La riqueza gastronómica en toda la sierra de Alcaraz es un excelente reclamo para los visitantes, algunos platos tradicionales principales de Villaverde Guadalimar son él atascaburras, los gazpachos manchegos, ajopringue o ajo mataero, migas ruleras y pisto manchego, los embutidos tradicionales de la matanza del cerdo, arroz con conejo y caracoles, caldereta de cordero, estofado de toro, etc., por otro lado tenemos los dulces artesanos, rollos fritos, empanadillas de cabello de ángel, hojuelas con miel,...

Leer Más
CASAS IBÁÑEZ, entre viñedos y llanura.
Sep21

CASAS IBÁÑEZ, entre viñedos y llanura.

CASAS IBÁÑEZ Casas Ibáñez es un municipio español situado al sureste de la península ibérica, en la provincia de Albacete, dentro de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Este municipio de la parte septentrional de la manchuela limita con Villamalea, Fuentealbilla, Alcalá del Júcar y Alborea además de los municipios valencianos de Requena y Venta del Moro. Historia y cultura Los orígenes de lo que hoy es el municipio de Casas Ibáñez se remontan a los asentamientos del paraje Hoya Gualí en la Edad de Bronce. También podemos hallar algunos vestigios en el término de Abengibre que dan fe de los asentamientos de la época ibérica en la zona. Siglos más tarde hacia la primera mitad del siglo XVII, conforme se avanza en la segunda mitad se produce un aumento demográfico, con el que puede relacionarse la construcción del templo parroquial, donde estaba alojada la primitiva iglesa. Los primeros intentos de edificación de la torre debieron hacerse allá por el 1633. La iglesia de Casas Ibañez es una obra barroca del siglo XVII con planta de cruz latina y cúpula en el crucero y capillas laterales, una de ellas, con una hermosa decoración con estucos estilo Rococó, obra de los Ochando. Entre los bienes que conserva destaca un Cristo de marfil de finales del siglo XVII y cuatro lienzos del siglo XIX de los evangelistas. Es recomendable la visita las afueras de la población donde se encuentra la ermita de la Virgen de la Cabeza, otra muestra barroca que comenzó su construcción en 1860. Conocida por su romería el último domingo de abril en honor a su patrona. Puede ser muy agradable dar un paseo por sus alrededores. Turismo rural Otro de los atractivos de estas tierras son sus inmensos campos de viñedos, como el de Vega Tolosa, que es una bodega familiar que nació en 1905. Situado al este de la Manchuela sus bodegas producen vinos orgánicos. Se puede visitar su bodega con cita previa. Casas Ibañez es un municipio que goza de estar cerca de diferentes lugares, el término municipal cuenta con innumerables parajes de especial interés. La Ceja, desde donde se divisa la depresión de la meseta manchega; La Terrera, situada en la ribera del río Cabriel; y La Olla Guali, orientada hacia el río Júcar, dan buena muestra de ello. Gastronomía La gastronomía típica de Casas Ibáñez o más bien de la zona son los gazpachos manchegos, el moje manchego, es una ensalada con atún, tomate, cebolla, olivas negras y huevo duro; el pan bendito, los nuegados, los embutidos, especialmente las güeñas que son longanizas picantes hechas con carne y sangre, y las morcillas con...

Leer Más
FUENTE ÁLAMO UN RINCÓN DE LA PROVINCIA LLENO DE HISTORIA Y NATURALEZA
Sep14

FUENTE ÁLAMO UN RINCÓN DE LA PROVINCIA LLENO DE HISTORIA Y NATURALEZA

Fuente Álamo es un municipio de la provincia de Albacete, que se encuentra bajo un manto de aguas subterráneas que brotan en forma de fuentes y manantiales alrededor de su término. Está a 61 kilómetros de la capital y tiene una población de 2.574 habitantes. Debido a su situación geográfica, es lugar de paso entre importantes pueblos y ciudades y, entre otros factores, goza de una peculiar dialectología y de unas tradiciones centenarias. En el centro del pueblo podemos visitar la Iglesia de San Dionisio Areopagita, se construyó en el siglo XVIII, de estilo neoclásico. Su fachada es sencilla sólo está adornada por unos ángeles que se sostienen sobre el dintel de la puerta. Se han encontrado restos de asentamientos neolíticos en Las Colleras, El Mainetico, El Mainetón; en el monte de Fortaleza se han encontrado restos no solo neolíticos, sino también celtíberos y romanos. Las Colleras, se encuentra a 7 km al oeste del núcleo urbano y consiste en una serie de hendiduras geológicas en estratos calizos que reciben el nombre popular de toriles. En ellos se han encontrado habitaciones neolíticas así como instrumentos propios de este periodo y arenisca para pulimentar. El Cerro Fortaleza: se sitúa 3 km al sur de la población. En su cima se han hallado los restos de una gran fortificación en la que se evidencian restos neolíticos, celtíberos y romanos. Los restos neolíticos incluyen armas fabricadas con sillimanita, piedra que no existe en la región y que manifiesta la existencia de comercio ya en dicha época. Para los amantes del vino tienen cita obligada en este paraje que da cuenta de la historia y tradición de la actividad vitvinícola de la región. Las Bodegas Mainetes están situadas en la localidad de Fuente-Álamo, en la provincia de Albacete. Las fiestas patronales del pueblo se celebran entre el 8 y el 12 de octubre en Honor a San Dionisio Areopagita. También cabe destacar el Baile de los Gazpachos, el 14 de agosto, que es la mayor gazpachada de la provincia. A parte de los gazpachos, sus platos típicos incluyen la Ajiharina o el Ajibolo. Más información de Fuente Álamo:...

Leer Más
FÉREZ, historia de un enclave espectacular
Ago31

FÉREZ, historia de un enclave espectacular

Férez es un municipio situado al sur de la provincia de Albacete, en Castilla-La Mancha (España), en las últimas estribaciones de la sierra del Segura. Conocida también bajo el nombre de “la joya serrana” se ubica junto al cauce sur del Río Segura, en un paisaje dominado por campos cultivados y ondulaciones del terreno. Su casco urbano esconde hermosos rincones. HISTORIA Y CULTURA La Historia de Férez nace en una edad muy antigua, en la que los hechos acontecidos han dejado vestigios de la existencia y vida, de poblados neolíticos encontrados en diversos puntos del término de esta villa. La región fue dominada por distintas civilizaciones, como los romanos o el paso de los Visigodos. El pueblo de Férez queda encuadrado en el condado de la Cora de Todmir, con una Dinastía Mudéjar pero tras un largo paréntesis de 100 años sucedío algo que cambió su historia. El término fue donado a la Orden de Santiago para que ésta lo rigiese y defendiera de los ataques árabes. En aquel entonces Férez era el único exponente de una villa con población Mudéjar dentro de la comarca del Segura. Sus habitantes no se sentían integrados, por lo que huyeron al Reino de Granada. Asediada y destrozada por los Moros en el Siglo XV, y repoblada por Fernán García de Bustos en 1488, durante el reinado de los Reyes Católicos, Férez renació de sus cenizas, más adelante, en el siglo XVI será donde Férez se incluyó en la alcaldía de Caravaca y siguiendo dentro de la Orden de Santiago. Disuelta la Orden de Santiago en 1891, pasa a pertenecer a la Diócesis de Cartagena, es entonces cuando adquiere su autonomía como municipio independiente.  TURISMO RURAL, OCIO Y TIEMPO LIBRE Situada en enclave espectacular, en un paraje en el que predominan los campos de cultivo y ondulaciones del terreno, rodeado de exuberante naturaleza, se encuentra la villa de Férez. Sus terrenos son montañosos, aunque hay algunas zonas de llanura, las características de este municipio se corresponden con las de media montaña, aquí sus cultivos son de extraordinaria calidad debido al micro clima de la zona. Férez está bañada por el río Segura y en sus alrededores se puede disfrutar de deportes en plena naturales como la caza y la pesca. El paso de una orilla a otra lo facilitan dos puentes, uno en el caserío de la Alcantarilla de Jover, bañado actualmente por las aguas del pantano, y el otro el de Hijar. En su vega de olivos y almendros nacen varias fuentes que aportan sus aguas a distintos arroyos, que convergen en el Molino de la Mora. Los montes del término de...

Leer Más
VILLALGORDO DEL JÚCAR, bellos paisajes en un entorno rural idílico
Ago24

VILLALGORDO DEL JÚCAR, bellos paisajes en un entorno rural idílico

VILLALGORDO DEL JÚCAR Situado al sureste de la península ibérica, en la provincia de Albacete, se encuentra Villalgordo del Júcar. Este municipio de la mancomunidad de La Mancha del Júcar-Centro se encuentra rodeado de montes, bellas cumbres en su valle, pinares, campos de cultivo de secano que circundan la población y la vega del río Júcar dotan a esta localidad de bellísimos paisajes en un entorno rural idílico y cargado de historia. HISTORIA Y CULTURA Villalgordo del Júcar perteneció en época de los Reyes Católicos a La Corona de Castilla, siendo en aquel entonces parte de Villanueva de la Jara. Con el paso del tiempo Villalgordo del Júcar se independizó de Villanueva de la Jara y en 1672 el rey Carlos II le concedió el privilegio de Villa. En el casco urbano de Villalgordo del Júcar se encuentra la Iglesia Parroquial de Santa María de la Magdalena, iniciada su construcción siglo XVII y finalizada en el XVIII como indican los innumerables elementos decorativos de estilo Toscano que alberga en su arquitectura. El templo tiene una nave única, torre a los pies y estilo sólido. La planta es de cruz latina con cúpula en el crucero sobre pechinas, y bóvedas de lunetos. Posee capillas laterales y en el exterior una portada adintelada y enmarcada con pilastras toscanas. Es el monumento más celebre de Villalgordo del Júcar pero no el único, ya que también encontramos el palacio de Golosálvez, ordenado construir por Enrique Golosálvez en 1902 junto con otras factorías en las proximidades del río Júcar. Consta del edificio central con tres plantas y dos alas de una planta, una a cada lado del edificio central, este fue terminado a principios del siglo XX y su arquitectura refleja el estilo versallesco francés que se usó para levantar su estructura. En Villalgordo del Júcar también se pueden visitar la Cueva de Catalina de Cardona, El Carmen, La Manchega o el Puente de Don Juan con toda sus antiguas instalaciones fabriles de papel, hilados, conservas, bodegas, etc. TURISMO RURAL, OCIO Y TIEMPO LIBRE Como comentábamos unas líneas más arriba, su cercanía al río Júcar, que pasa junto a la población, le dota de bellos paisajes, lo que ofrece una buena oportunidad para el turismo rural con una innumerable oferta de casas rurales para todos aquellos que deseen disfrutar de estos parajes ya sea recorriendo la inmensa red de senderos de la zona o realizando otro tipo de actividades como bajadas en kayac por el  río Júcar, escalada deportiva en plena naturaleza, pesca o salidas en bicicleta… GASTRONOMÍA No podemos dejar de mencionar otro de los alicientes que hacen las delicias de los lugareños...

Leer Más